Usos:

"El tomillo es uno de los condimentos fundamentales de la cocina mediterránea por su versatilidad. Cuando se frota sus hojas despiden un perfume intenso, fragante y levemente terroso. Su sabor picante, incorpora notas de clavo de olor, alcanfor y menta, que lo hacen insustituible en la cocina tradicional. El tomillo soporta excelentemente largos tiempos de cocción mezclándose con lentitud con el resto de sabores. Marida especialmente con ajo, cebolla, albahaca, laurel, lavanda o perejil. Aromatiza y potencia el sabor del vino tinto, mejora notablemente las salsas y es un condimento extraordinario de verduras rellenas, guisos, arroces, caldos, aves, cordero o pescados."

Propiedades:

"Los usos más populares del tomillo son aquellos relacionados con la digestión y el sistema respiratorio, en especial de la parte alta. Ello es debido a las propiedades carminativas y su poder para reducir gases y aerofagias en el primer caso, y por sus propiedades antisépticas, expectorantes y mucolíticas en el segundo. Por su poder  antiséptico, puede  aplicarse incluso en heridas abiertas. Su acción purificante de la piel ayuda a equilibrar el cuero cabelludo, eliminando problemas de caspa. El tomillo se emplea también para problemas bucales como aftas o gingivitis. El timol presente en el tomillo es la causa de sus propiedades antirreumáticas y antiinflamatorias. Y la naringenina a su vez favorece la circulación, siendo de gran ayuda en personas con problemas de riego. Posee a su vez propiedades antioxidantes, y por consiguiente, antienvejecimiento. Por su actividad sobre el aparato circulatorio ayuda a reducir la intensidad de las migrañas."

(http://www.regmurcia.com/, http://alimentosparacurar.com/)

 
.