Usos:

"En la cocina, la salvia es muy utilizada, tanto fresca como seca, para acompañar carnes grasas, como el pato, el cordero o el cerdo (sobre todo en embutidos), además de quesos y pescados también grasos. Aromatiza aceites y mantequillas, se puede utilizar en sopas, arroces y es interesante añadir salvia a las legumbres para hacerlas más digestivas. Su sabor es algo picante, astringente y muy pronunciado, dependiendo de la especie, como la española, con intenso aroma y sabor a eucalipto y pino, en cualquier caso, dada su potencia aromática conviene utilizarla moderadamente."

Propiedades:

"La salvia tiene propiedades estimulantes. Activa la circulación de la sangre y equilibra el sistema nervioso, lo que hace de esta planta un buen remedio para las personas con anemias, astenia, que están convalecientes y para todas las personas que tienen agotamiento nervioso. La salvia también tiene propiedades astringentes y tonifica el aparato digestivo por lo que es muy útil en caso de diarreas, hemorragias, menstruaciones irregulares, leucorreas, etc. El hecho de que la salvia contenga entre sus principios activos un estrógeno la hace una planta indicada para los trastornos hormonales femeninos que van desde irregularidades menstruales, hasta infertilidad y menopausia."

(http://www.gastronomiaycia.com/http://www.lineaysalud.com/)


 
.