Usos:

"La cocina mediterránea y asiática, principalmente italiana de la primera y tailandesa de la segunda, consideran a la albahaca un ingrediente insustituible de muchos de sus platos por su fuerte aroma, su sabor dulce y su sensación refrescante, que alcanza notas picantes en los tallos más viejos.

El uso gastronómico de la albahaca se centra en sus hojas, empleándose las más tiernas, enteras o picadas, para consumir fresca o en cualquier preparado troceado si se prefiere seca. Los productos que condimenta son las ensaladas de primavera y verano, los huevos, sazonando tortillas y revueltos, pescados, marinando salmonetes o langostas, acompañando también a verduras más carnosas como berenjenas, tomates y pimientos, a las carnes rojas tanto guisadas como asadas, o los quesos tiernos y cremosos. Pero el plato estrella de la albahaca es la salsa al pesto, realizada con aceite de oliva, ajo, piñones y hojas frescas de albahaca troceadas, ideal para acompañar todo tipo de pastas."

Propiedades:

"Se utiliza principalmente en las hierbas medicinales para el tratamiento de problemas bronquiales, de garganta y pecho.  Contiene gran des cantidades de vitamina C, carotenos, calcio y fósforo y mantiene la piel radiante y tersa.  Depura el organismo gracias al alto contenido en fibra, la cual actúa arrastrando las grasas y evitando posteriormente su absorción y metabolización.  Disuelve las grasas acumuladas en exceso a partir de su contenido en saponinas, las cuales tienen un efecto purificador. También se sabe que tiene propiedades analgésicas, debido a una alta concentración de eugenol en su composición natural; se sugiere que tiene propiedades anti-inflamatorias que reducen la hinchazón y el dolor.  Las hojas de albahaca son beneficiosas para las personas que sufren de trastornos inmunológicos, alergias y asma. También mejora la circulación de la sangre."

(http://www.regmurcia.com/, http://pochocha.com/)


 
.